Fructificación y Cosecha de Hongos Alucinógenos

30 | 07 | 2019
Fructificación y Cosecha de Hongos Alucinógenos

El momento de la fructificación de los Hongos Alucinógenos viene a ser el último paso para lograr una cosecha exitosa y sin embargo es uno de los más importantes.

Para la mayor parte de los hongos la aparición del aparato fructifero del hongo (las setas) viene producido por una caída de las temperaturas en el cultivo y/o un aumento considerable de la humedad relativa ambiental; en el caso de Psilocybe cubensis esto no es necesario. Basta con ortorgarle algo de ventilación, una humedad adecuada y un poco de luz para que suceda.

El proceso de fructificación comienza en el momento de tener el bulk completamente colonizar, se debe bajar la temperatura ambiental (20-25ºC) y comenzar a ventilar y rociar agua al sustrato de manera periódica. En un plazo de 7 a 15 días debería comenzar a aparecer los primeros primarios, pequeñas setas que se encuentran en su estado inmaduro de crecimiento.

Es entonces que una vez han alcanzado un tamaño de medio centímetro aproximadamente, comienza un crecimiento explosivo de las mismas, llegando a dividir sus células a un ritmo exponencial. A medida que estas vayan creciendo irán consumiendo el agua disponible del sustrato y de la capa de cobertura, es vital rociar agua sobre el sustrato para ir reponiendo parte de la misma que sea va consumiendo por las setas en crecimiento, además esto permite crear un microclima adecuado para su óptimo desarrollo, es necesario destacar que esta vaporización no se debe realizar en exceso, ya que no se busca ahogar a los primordios.

Una vez que las setas logran un tamaño entre 7,5 y 15cm de altura comienzan a expandir su sombrero, abriendo sus láminas y exponiéndolas a la atmósfera. El mejor momento para recoger las setas es justo antes de este instante, cuando el velo se ha estirado pero aún no se ha roto, esto es debido a que partir de este momento la seta no obtendrá más peso del ya adquirido. Para cosecharlas solo es necesario sujetarlas, hacerlas rotar sobre su mismo eje mientras se tiran hacía afuera. Es importante revisar no dejar restos de setas en la capa de cobertura ya que cualquier trozo de estas se terminará por podrir y contaminar el sustrato.

Es frecuente que al cosechar las setas salgan con restos de la capa de cobertura o sustrato, para quitar lo adherido a la seta se recomienda cortar la parte que la tenga adherida o raspar con una tijera/cuchillo, en un movimiento descendiente. 

El secado de los hongos se debe realizar de la manera más rápida posible, nosotros aconsejamos el uso de un Deshidratador de alimentos entre 40-45ºC o en su defecto utilizar un colador con un ventilador que le lance aire de manera directa. La seta se encuentra completamente seca y lista para ser almacenada si al momento de doblarla se rompe de manera natural.

Cada bandeja en fructificación deberá producir varias cosechas u oleadas de setas (flush), usualmente cada cosecha se distancian por un tiempo de una semana. Las primeras cosechas tienden a ser las más abundantes. Además es normal que a partir de la cuarta cosecha el sustrato ya haya agotado casi todas sus reservas y por ende el micelio entre en un deterioro generalizado, es por esto que se tiende a desechar en este punto el sustrato, ya que es más posible que este se contamine lo cual puede traspasarse a los demás cultivos sanos, desencadenando un desastre.

Fuentes:

Nicholas, L., & Ogamé, K. Psilocybes. Manual de Cultivo (1st ed). Barcelona: Cañamo